China es un país en el que podemos tener elementos del pasado y del presente, gracias a que dispone de templos antiguos, tradiciones ancestrales que se mezclan con los nuevos y grandes edificios y rascacielos, haciendo que el turista pueda descubrir una China totalmente moderna y vistosa por un lado, mientras que por el otro nos encontramos con una China tradicional, llena de arquitectura antigua y con unas tradiciones que simplemente son excelentes para descubrir muchos aspectos de China, un país extraordinario. Si te apetece descubrir un destino diferente, seguro que China hará que disfrutes mucho de un viaje tan especial como inesperado.

china1.jpg

Esta mezcla es la que precisamente llama la atención al turista, porque no es sólo la gran cantidad de templos, la Muralla China, sino que los grandes rascacielos con vistas espectaculares también gustan a los turistas que hacen un agradable viaje por estas tierras milenarias, que tantas tradiciones tienen. Los turistas se llevan sensaciones muy positivas de su paso por China, porque es un país donde se puede descubrir tantas cosas como quieras.

Dependiendo de los gustos de los turistas, podrá dedicarle más tiempo al aspecto antiguo y tradicional o a la parte moderna, pero una mezcla de ambas puede hacer que tu viaje sea estupendo para recordar durante mucho tiempo. Viajar a China es como hacer un apasionante viaje a lo desconocido, porque China siempre te sorprenderá con aspectos nuevos que no conocías, nuevas sensaciones y demás. En este vídeo podrás descubrir un poco más sobre China.