Todo esta listo para que en Mayo se abra al tráfico el que será el puente sobre el mar más largo del mundo. 36 kilómetros de construcción y seis carriles que uniran el sur de Shanghai con la ciudad de Ningbo y que reducirá la distancia por carretera entre estas dos ciudades en 120 kilómetros y el tiempo de tránsito en aproximadamente dos horas.

Ningbo no es especialmente un destino turístico pero sí una ciudad industrial muy concurrida por hombres de negocios y por comerciantes. Hasta ahora las alternativas para llegar a Ningbo eran circumvalar la bahía de Hangzhou o bien en tren o por carretera o tomar un vuelo de 25 minutos desde Shanghai.

Con la apertura del megapuente Ningbo se acerca a Shanghai y se cumplen las reivindicaciones de los habitantes de ambas partes de la bahía. Reinvidicaciones que costarán 11.760 millones de yuanes según informa la prensa oficial y 5 años de trabajo. Millones que pronto se amortizarán por los beneficios que al desarrollo de la zona reportará en nuevo puente sobre la bahía de Hangzhou.

hangzhou-bay-bridge.jpg