Seguro que muchos de vosotros tendrá en mente que los chinos son personas muy metódicas y que tienen un rutina en sus vidas. Hay personas que realizan una rutina durante toda su vida. a imagen tan impresionante que pueden ver, en la que vemos marcados unos pies, pertenecen a monje Hua Chi, que a lo largo de sus más de 70 años, ha estado rezando durante muchas horas al día. Según comenta, al día se agachaba a rezar unas 2.000 veces, una cifra realmente sorprendente y como consecuencia, sus pies se han quedado marcado en la madera, como se puede ver en la imagen.

pies.jpg

Es una forma de vida que no se da en muchos sitios, porque en China tienen una forma de tomarse la vida, más espiritual y un buen ejemplo de ello son los monjes chinos, como Hua Chi, que actualmente dice agacharse a rezar tan sólo 500 veces, porque ya es mayor y las fuerzas no son las mismas. La imagen es bastante clara y nos hace pensar que a lo largo de su vida se pudo agachar muchas veces, por lo que poco a poco la madera se fue moldeando con la forma de sus pies y el resultado es el que se ve.

De seguro que este tipo de cosas no las haría ninguna persona de Occidente y podemos comprobar que es una gran diferencia entre los chinos y los europeos, en sus costumbres, formas de tomarse la vida y tantas otras cosas. La imagen refleja la cultura de una nación, sus costumbres y lo metódico que pueden llegar a ser algunas personas, no significando que ser metódico sea malo, sino que cada uno es libre de hacer lo que le apetezca durante su vida, sea metódica o no.

Vía|Blogdechina