Hablar de China es hablar del país más censurador y que más prohibiciones a sus ciudadanos. Ahora le ha tocado el turno al suicidio, debido a que hay un puente en una zona de China que es famoso porque muchos jóvenes acaban con su vida. Para que esto no ocurran han puesto una serie de policías por la zona para que así nadie pueda suicidarse. También han untado de mantequilla algunas zonas, algo que me parece todavía más curioso y casi increíble, pero la verdad está ahí fuera.

china.jpg

Imaginemos la situación que se produce cuando un joven llegue al lugar donde el policía está situado. Si el agente ve que el joven tiene intenciones de suicidarse le indicará que está totalmente prohibido, algo más que peculiar. Parece que en China no se puede hacer nada, ni siquiera suicidarse, que es algo muy personal, ya que cada uno hace con su cuerpo lo que quiera, aunque en este caso no se podrá usar este puente de China.

Seguro que estos jóvenes encontrarán otros lugares para suicidarse, porque hay muchos edificios altos, lugares desde donde se pueden tirar tranquilamente, sin que ningún policía les interrumpa en su caída libre y nunca mejor dicho. Cada vez China es un país más surrealista que de costumbre, con censura y con normas que no llevan a ningún sitio, porque una persona que se quiere suicidar, lo hará en cualquier lugar, ya sea en un puente, en un edificio alto o de cualquier otra forma.

Foto|China