El tema de la leche contaminada con un derivado del plástico ha causado cierto temor entre muchos países ya que está prohibido comprar en China productos sobretodo para pequeños que contengan leche ya que hay que prevenir posibles daños irreversibles hasta que no se aclare todo.

leche-contaminada.jpg

Es una situación que no ha hará nada bien a la imagen de China ya que tras los Juegos Olímpicos había mejorado pero ahora con esto de la leche desde luego hay cierta desconfianza de todo lo que venga de China ya contenga o no leche porque los consumidores se encuentran temerosos. No hay que tomarse las cosas a la ligera ya que hay productos chinos que no tiene problema alguno para el consumidor por lo que únicamente hay que sospechas de los productos que contengan leche.

La situación en China sigue siendo la de alarma general ya que los menores afectados suman más de 65.000 según los últimos datos aunque menos mal que se ha detectado el problema y todo tenderá a normalizarse.