En China lo que importa es poder servir los alimentos lo más fresco posible, pero llega un momento en que los alimentos están demasiado frescos, tanto que incluso se mueve. En este vídeo podemos ver una competición entre chefs, que tienen que lograr hacer la comida más rápida, con la condición de que el producto esté todavía vivo. En ella se cocinan pescados y también una serpiente.

serpiente.jpg

Esto puede considerarse como crueldad animal o simplemente la diferencia entre culturas. Lo cierto es que verse en la mesa un pescado que todavía está vivo, debe ser bastante llamativo y no muchas personas se lo comerían. También hay que pensar si estos animales están sufriendo, que seguramente no lo pasen muy bien mientras lo cortan y lo fríen.

Vía|Chismea

Foto|Daroit