Ciertamente los chinos son personas con costumbres muy curiosas hacia los turistas ya que por ejemplo te puedes haber encontrado o quizás te puedas encontrar en la situación de que un chino te invite a beber té en una casa de té. Esto no tiene nada de malo ya que las intenciones de los chinos en principio no son malas pero luego a la hora de pagar ese té puedes llevarte una sorpresa muy desagradable.

casa-te.jpg

Los chinos son personas muy amables con los turistas y a menudo les invitan a casa de té para poder degustar un rico té que ciertamente es muy popular en este país pero hay que tener cuidado ya que el té puede no llegar a ser tan barato como lo es en España o en otros países que por muy poco dinero comprarnos té ya que el té chino original es realmente caro por lo que a la hora de pagar te puede salir por mucho dinero.

Lo mejor para no llevarte sorpresa es declinar esta invitación que te hace el chino de manera tan educada que resulta complicado decirle que no pero hay que hacerlo. Un consejo muy importante es siempre preguntar el precio antes de comer o tomar nada ya que ciertas cosas en China pueden resultar muy caras como por ejemplo el té. Siempre tengan en mente eso.