El sector de la aviación en China lleva años creciendo como la espuma. Buena prueba de ello es la cantidad de nuevos aeropuertos que se han construido en las principales ciudades y en ciudades llamadas de segundo y tercer grado. Los gigantes de la aeronaútica Boeing y Airbus tienen en China a uno de sus principales clientes ya que el número de pasajeros anuales no para de aumentar.

Es previsible que en un futuro el “boom aeronaútico chino” siga activo, fundamentalmente por el desarrollo económico interno y por las dimensiones continentales del país. China cuenta con gran cantidad de aérolineas (Air China, China Eastern Airlines, China Southern Airlines), prácticamente cada región tiene su propia marca insignia, todas ellas de propiedad estatal.

Lamentablemente, las “low cost” todavía no han llegado a China y los vuelos internos son relativamente caros. Ahora bien, comprar billetes es extremadamente sencillo, en todas las ciudades existen gran cantidad de agencias de viajes y en los propios aeropuertos es posible adquirir los pasajes en el mismo día. Los más previsores siempre pueden recurrir al portal ctrip dónde se pueden comprar los pasajes online y pagarlos en efectivo a la entrega en su domicilio sin coste adicional.

Por lo demás, volar en China es bastante seguro aunque como todo lo que tiene que ver con el movimiento de personas puede llegar a ser tumultuoso y estresante. También es bastante seguro que los vuelos sufran retrasos, así que lo más conveniente es relajarse y disfrutar de la experiencia.

airchina.jpg