china-aeropuerto.jpg

Desde China se han mostrado muy descontentos con el impuesto de la UE a todos los aviones por volar sobre suelo de la UE, algo que no gusta para nada a las aerolíneas de este país. Se trata de un momento delicado, ya que tanto China como Rusia han mostrado su descontento ante este impuesto, entre otras cosas porque los vuelos sobre suelo de la UE tendrán un mayor coste y puede dificultar mucho las cosas a la hora de llevar turistas de un lugar a otro.

Desde China se pide a la UE que se deje de lado este impuesto y que se busquen nuevas fórmulas para que las aerolíneas puedan cuidar del medio ambiente y evitar de esta forma la alta contaminación de los vuelos. Diferentes países como China, Japón o Rusia está disconformes con este impuesto y aseguran que puede ser un lastre a la hora de seguir manteniendo el nivel de turistas entre estos países y la UE al tener que pagar un impuesto por aterrizar en suelo de la UE.

Lógicamente es un impuesto con el que se pretende controlar el gasto de dióxido de carbono, aunque esto dificulta enormemente el intercambio de turistas entre países de fuera de la UE y los que se encuentran dentro, ya que las aerolíneas seguramente tendrán que subir el precio del vuelo desde China a los países de la UE para poder seguir obteniendo el mismo beneficio y esto irá en perjuicio de los turistas de Asia que viajen por Europa.

Vía | Expreso
Foto | Flickr