china1.jpg

No cabe duda que los chinos son muy trabajadores y que pueden hacer las cosas de manera rápida y eficiente. Esto se ha demostrado en la construcción de un gran hotel de 15 pisos en la ciudad de Changsha, una ciudad que ha visto nacer un hotel en apenas seis días de trabajo intenso por parte de los chinos que participaban en la construcción del Ark Hotel, un hotel que además de ser uno de los más rápidos del mundo en construirse, es un hotel que tiene materiales ecológicos.

La estructura del hotel se tardó un par de días en construirse, mientras que el resto del hotel con todos su detalles fue cosa de cuatro días, un tiempo bastante bueno para tratarse de un hotel de 15 pisos y que además puede soportar casi cualquier terremoto, algo fundamental en temas de seguridad. Ciertamente da gusto cuando los chinos se ponen a trabajar de manera organizada y haciendo un trabajo realmente perfecto en tan poco tiempo, en especial porque la construcción del hotel fue perfecta desde el principio hasta el fin.

En este vídeo se puede ver las horas a cámara rápida y nos daremos cuenta que la evolución del hotel es realmente fabulosa, en especial la última fase de la construcción, que consiste en decorar los interiores y terminar con todos los detalles para convertir la estructura en un hotel atractivo, agradable para todos los turistas y demás. Es cuanto menos una construcción rápida y eficiente al 100%, algo que no se ve frecuentemente.

Foto|Flickr