En Pekín hay una gran variedad de restaurantes que desde luego sorprenden mucho a los turistas ya que les permite probar nuevos sabores y disfrutar de platos que antes no sabían que existían. Un gran restaurante y que guarda todo el sabor de las recetas tradicionales es el Restaurante Fangshan. Es uno de esos restaurantes que todavía hoy siguen haciendo recetas de la cocina de la dinastía Qing y desde 1925 que abrió sus puertas se ha convertido en un restaurante de referencia en Pekín.

restaurante2.jpg

En este restaurante lo primero que os llamará la atención es su decoración ya que está decorado al estilo antiguo. Además es muy curioso ya que los camareros también tienen ropas antiguas de tipo imperial. Es una experiencia muy recomendable. Respecto a la comida van a poder disfrutar de una gran diversidad. Por ejemplo van a poder encontrar platos tan curiosos como la aleta de tiburón o la sopa de nidos de pájaros.

Además podrán probar otros platos tradicionales chinos y todo en un ambiente muy agradable ya que además de la comida el servicio es más que notable. Con respecto el precio comentar que es más que bueno aunque un lugar como este la mayoría podría pensar que es muy caro pero al contrario ya que es tremendamente económico para lo bien que se come y el buen servicio.

Una cena en este restaurante te puede costar por persona unos 20 dólares tan sólo por lo que es complicado encontrar otro lugar donde comer mejor y más barato. Desde luego es un lugar para pasarlo bien y probar platos tradicionales chinos en un lugar ideal y con mucho encanto en cuanto a la decoración y el servicio.